Advertisement
Usuarios
Zona Socios
Zona de Cooperación
EspañolEnglishPortuguês
Oriente de Asturias
Geografía
Cómo llegar
Alojamientos
Servicios Turísticos
Consejos para Venir
Historia
Municipios
Puntos de Interés
Mapa
Álbum Fotográfico
Herencia Natural
Herencia Cultural
Productos Locales
Guía de Empresas
Enlaces de la Región
Herencia Cultural PDF Print E-mail

 

La Comarca Oriental Asturiana es una tierra de costumbres ancestrales que perviven en las fiestas que se celebran durante todo el año (San Antonio en Cangas de Onís, La Blanca en Llanes, de la castaña y la avellana en Arriondas e Infiesto, de Onís, Amieva, Ponga, o Panes), en modos de vida antiguos como los pastores de los Picos de Europa, en la agricultura o la ganadería, en los artesanos madreñeros, las construcciones tradicionales (hórreos), el asturcón (raza autóctona de caballos, conocida por los romanos) o la gaita y el folclore unido a él.

     Asturcones

El tiempo ha convertido algunas de estas costumbres en señas de identidad del concejo o de la zona, lo que ha permitido en cierto modo su conservación. La elaboración del "Quesu Gamoneu" en el macizo occidental de los Picos de Europa, desde tiempos inmemoriales, ha hecho de este producto artesanal uno de nuestros más apreciados legados. Al igual que el "Quesu de Cabrales", el "Quesu de los Beyos" o tantos otros que a lo largo de los años se han venido elaborando en el Oriente de Asturias.

Quesos que forman parte de esta gastronomía tradicional y de alta calidad muy arraigada a los lugares de origen de sus productos, en la costa excelentes mariscos, en el interior la fabada, los productos de la matanza y la carne de caza señalan la característica más relevante que define la Comarca del Oriente de Asturias: el contraste entre el mar y la montaña.

Esta herencia cultural se aprecia también en la arquitectura popular donde los hórreos y las paneras, elementos necesarios para la conservación de la cosecha, otorgan una visión única a nuestros pueblos. Más tarde las "Casonas de Indianos" dieron exotismo y colorido a muchos concejos del Oriente, convirtiéndose en una de las huellas de un acontecimiento histórico que marcó nuestra comarca.

 

En el tiempo de ocio deportes como los bolos, cuya práctica aún continúa llenando de vida las numerosas boleras repartidas por los pueblos del Oriente de Asturias, fueron en su momento destacados medios de socialización. Hoy en día para recrear su historia y conservar esta tradición lúdica contamos con el Museo de los Bolos de Panes (Peñamellera Baja).

No solo este museo nos acerca a la herencia cultural de la zona, ya que también podemos visitar el Museo Etnográfico de Porrúa o la Cueva del Quesu de Cabrales cuya labor en la protección del patrimonio y tradiciones es enorme.

Usos, costumbres, modos de vida,... que han marcado nuestra cultura, nuestras peculiaridades y han dado una forma única a nuestro paisaje.