Advertisement
Usuarios
Zona Socios
Zona de Cooperación
EspañolEnglishPortuguês
Valle de Alcudia
Geografía
Cómo llegar
Alojamientos
Servicios Turísticos
Consejos para venir
Historia
Municipios
Puntos de Interés
Mapa
Álbum fotográfico
Herencia Natural
Herencia Cultural
Productos Locales
Guía de Empresas
Enlaces de la Región
Fiestas Populares PDF Print E-mail
Ricas y variadas son las fiestas y tradiciones populares de los pueblos y aldeas de la Comarca del Valle de Alcudia, relacionadas con los usos y costumbres agrícolas y ganaderas.  Muchas de las Fiestas Patronales tienen su origen en ferias de ganado que han perdido totalmente su función, derivando en acontecimientos puramente festivos.
         Entre las celebraciones más arraigadas y extendidas se encuentran las festividades de los Santos Viejos como San Antón o San Isidro agasajados con actividades  ancestrales como las Candelarias, consistentes en grandes hogueras realizadas el día anterior con motivo de las celebraciones del día del Santo. Las Romerías consistentes en llevar en procesión al santo o santa, ofreciéndole una misa y pasando el día comiendo y bebiendo en el lugar. Sin obviar otras tradiciones populares de importancia comarcal que se dan en cada uno de los pueblos y aldeas los días de San Bernardo, la Virgen de la Paz, la Virgen de las Candelas, San Blas, San Ildefonso, Nuestra Señora de la Antigua, San Pantaleón, la Virgen de los Baños, etc
         Otras fiestas generales como los Carnavales pierden el sabor paulatinamente de las mascaras callejeras para dar paso al disfraz, a los desfiles y los concursos, como los “Escabezos” o el Juego de la Cascarrina en Cabezarrubias del Puerto.
La  Semana Santa  marcada por las procesiones de pasos de gran importancia de las distintas hermandades y cofradías, se ve enriquecida en las aldeas y pueblos pequeños por ciertos actos de gran sabor popular como la fiesta de los “Peleles” el Domingo de Resurrección en Navacerrada.
Los Mayos son también muy tradicionales, aunque están en franca regresión. Hoy día se mantienen gracias a la existencia de grupos de mayistas locales. Echar mayos a las mozas es cada vez menos frecuente, en cambio se mantienen los mayos a la Virgen. Otra tradición popular son las cruces, antaño generalizadas y ahora han decrecido en número. Suelen ponerse en casas particulares y por promesas, usándose tradicionalmente vegetación de monte e hierbas aromáticas para hacerlas.