Advertisement
Usuarios
Zona Socios
Zona de Cooperación
EspañolEnglishPortuguês
Manchuela Conquense
Geografía
Cómo llegar
Alojamientos
Servicios Turísticos
Consejos para venir
Historia
Municipios
Mapa
Puntos de Interés
Álbum fotográfico
Herencia Natural
Herencia Cultural
Productos Locales
Guía de Empresas
Enlaces de la Región
Herencia Natural PDF Print E-mail

La riqueza medioambiental de La Manchuela se manifiesta en la variedad de ecosistemas que posee: hoces, bosques (encinares y pinares), dehesas, campos de cultivos y riberas. Es de gran interés el mosaico de cultivos de (vid, cereal y olivar), pinares de pino piñonero y carrasco y monte bajo que dan lugar a un paisaje seminatural de gran valor. Destacan las llanuras cerealistas de secano, sobre todo por las comunidades de aves que sustentan, algunas de cuyas especies están amenazadas: avutarda, sisón, aguilucho cenizo o alcaraván.

Este paisaje está roto por una gran cantidad de barrancos y ramblas, muchas veces encajonados formando verdaderos desfiladeros, los cuales además de aportar un dinamismo singular al paisaje, suponen zonas de una mayor humedad que dan lugar a microclimas que permiten el desarrollo de comunidades vegetales propias de riberas, refugio de numerosas especies faunísticas.

Los valores naturales más importantes de la comarca los representan los ríos Júcar y Cabriel, donde pueden encontrarse ecosistemas fluviales extraordinariamente bien conservados, caracterizados por bosques de ribera de gran valor. De cualquier manera el mayor interés de estos ríos lo representan sus Hoces y las comunidades y especies que sustentan, incluidas en el anexo I  de la Directiva 92/43/CEE de Hábitats, habiendo sido, ambas, propuestas como lugares de interés comunitario (LICs) para formar parte de la red Natura 2.000.

RESERVA NATURAL DE LAS HOCES DEL CABRIEL.

DESCRIPCIÓN GENERAL.

La presencia de los cañones fluviales del Júcar y de Cabriel aporta a la Manchuela un dinamismo paisajístico y una diversidad biológica de carácter único e insustituible. El río Cabriel ha ido labrando su cauce a lo largo de milenios sobre materiales rocosos, dando lugar a una sucesión de formas geológicas espectacular y única. La presencia en este paraje de laderas rocosas de fuertes pendientes y escarpes verticales, casi inaccesibles, ha permitido la conservación hasta el presente de un mosaico de comunidades vegetales que no encuentra parangón en la Comunidad Autónoma de Castilla-la Mancha.

Este mosaico geológico y vegetal prácticamente inalterado, aislado y de fuerte contraste con su entorno, constituye un hábitat de primer orden para buen número de especies amenazadas. De tal manera que sus indudables valores paisajísticos y ecológicos junto a criterios ambientales, derivados de la construcción de la autovía Madrid-Valencia, fueron factores que determinaron la declaración, al amparo de la Ley 4/1989 de Conservación de Espacios naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, de la Reserva Natural de las hoces del Cabriel en Cuenca por parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, en 1995.

La Reserva se encuentra en la zona más oriental de la comarca, al sur del Embalse de Contreras, en la margen derecha del río Cabriel (el cual supone la división administrativa entre las provincias de Cuenca y Valencia), en el tramo que discurre comprendido entre Contreras y La Ribera de Vadocañas.

La superficie total protegida suma 1.662 ha., de las que 1.445 se encuntran en el término municipal de Minglanilla y 87 en el de Iniesta. Dentro de la Reserva natural en función de su valor ecológico y de su sensibilidad se declaran dos zonas de protección estricta: Los Cuchillos (128 ha.) y Las Hoces (409 ha.).

RECOMENDACIONES PARA LA VISITA

Para compatibilizar las funciones protectoras y de uso público de la Reserva las vivitas a la misma será preciso tener en cuenta que:

Se permite el acceso a pie a las áreas no consideradas de protección estricta.  El número máximo de visitantes autorizados al interior de la Reserva Natural será de 100 personas durante el periodo comprendido entre septiembre y junio, y 60 personas durante los meses de julio y agosto. Se podrá concertar una reserva previa a través de la Delegación Provincial de Agricultura y Medio Ambiente de Cuenca, con una antelación de dos días.

El único itinerario autorizado para la visita en el interior de la Reserva Natural es el camino que discurre paralelo al río Cabriel en la finca de Contreras, desde su entrada en la Reserva hasta llegar al valle de Fonseca, con una longitud aproximada de 3 Km. El recorrido será a pie y podrá ser autoguiado, o bien realizarse en grupos acompañados por monitores ambientales, para lo cual deberá solicitarse la visita guiada en el momento de solicitar la reserva.

Existe una zona de aparcamiento, ubicada fuera de los límites de la Reserva Natural, donde pueden estacionarse los vehículos. No está permitido acampar ni pernoctar en el interior de la Reserva Natural, ni por supuesto, encender fuego y abandonar basuras o desechos.

Está prohibido recoger o alterar especies de flora o fauna o restos de estas, así como rocas minerales, elementos geológicos, paleontológicos o arqueológicos. 

El recorrido comienza en el lugar donde se ubica el Centro de Interpretación de la Naturaleza, cercano a la zona de aparcamientos y concluye al atravesar un pequeño túnel labrado en la piedra, que da acceso a los restos de un viejo puente metálico, después habremos de girar sobre nuestros pasos y desandar el camino recorrido.

Información y reservas

Delegación Provincial de Cuenca de

Agricultura y Medio Ambiente Natural.

C/ Colón, nº 2. 16002 Cuenca

Telf. 034 969 178 300

HISTORIA DE LA RESERVA

El trazado de la autovía Madrid-Valencia supuso una importante controversia entre el Ministerio de Obras Públicas Transporte y Medio Ambiente (MOPTMA) y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, debido al problema ambiental que suponía el paso de la citada autovía por el valle del río Cabriel.

La polémica  surgió cuando en el verano de 1993 el Ministerio planteó para el Tramo Minglanilla-Caudete de las Fuentes tres trazados alternativos. La opción A discurría por las proximidades de la presa de Contreras, paraje que ya poseía un acentuado impacto ambiental al ser un área fuertemente antropizada (Nacional III e infraestructuras de la presa). La opción B presentaba un gran impacto ambiental al atravesar el valle del Cabriel en un sector próximo a los Cuchillos. La opción C discurría al sur de la B muy cerca de los desfiladeros denominados Hoces del Cabriel, opción por la que se decantaba el Ministerio merced a su menor coste y a pesar de su gran impacto ambiental.

Aunque de las consultas realizadas durante el proceso de información pública se desprende como opción más aconsejable la opción A, en agosto de 1.994 el MOPTMA aprueba la orden por la que se toma como trazado definitivo la opción C.

El 15 de septiembre de 1.994 la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha inicia el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la zona Oriental de la Manchuela Conquense, basado en la Ley 4/89 de 1989 de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres.

El 17 de octubre de 1995 el Gobierno de Castilla-La Mancha declara la Reserva Natural de  Las Hoces del Cabriel, lo que generó la interposición de varios recursos ante el tribunal superior de Justicia de Castilla- La Mancha, por parte del Ministerio contra la orden de declaración de Reserva Natural.

En febrero de 1.996 el MOPTMA adjudica las obras referentes a la opción C, pero en junio de ese mismo año se alcanzó un acuerdo entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y el Ministerio de Fomento por el cual la autovía ya no pasaría por el espacio recientemente protegido, si no por la zona altamente antropizada el embalse de Contreras (opción A).