Advertisement
Usuarios
Zona Socios
Zona de Cooperación
EspañolEnglishPortuguês
Gastronomía
Aguieira Dão e Caramulo
Alta Extremadura
Alto Guadiana Mancha
Azores Central y Occidental
Homem, Cávado e Ave
Isla de San Miguel
La Palma
Madeira
Manchuela Conquense
Montes Norte
Oriente de Asturias
Val do Limia
Valle de Alcudia
Alto Guadiana Mancha PDF Imprimir E-mail

GASTRONOMÍA:

 

     La gastronomía de esta tierra manchega ha surgido de las condiciones naturales de la tierra y de sus hombres. Los productos empleados, la mayoría de las veces, son los que las gentes sencillas tenían más a mano en sus faenas: harina, patatas, alubias, pimientos, tomates, ajos, cebollas, melones, aceite, etc...


           En cuanto a las carnes las hay muy variadas y riquísimos, como el inigualable cordero manchego, seguido de las piezas de caza como la perdiz, la  liebre, el conejo, el pollo castellano, etc.

 

       En cuanto a la pesca, siempre ha habido una amplia gama procedente del Guadiana como el barbo, la carpa y el famoso cangrejo.

 

     Otro elemento esencial en esta cocina, son los vinos que la acompañan en la mesa. Vinos blancos y rosados que deben tomarse fríos y acompañando a cualquier tipo de plato, y los tintos para las carnes y el queso manchego, que al amparo de su Denominación de origen es sin duda el más popular de los quesos de la Península y su proceso de elaboración artesano es garantía de calidad.

 

De los olivares de picual y cornicabra,  se obtiene uno de los mejores aceites vírgenes del mercado, base fundamental de la dieta mediterránea e imprescindible para darle gusto  a muchos platos. 

 

Si te gustan los dulces puedes elegir entre rosquillas, barquillos, flores, torrijas, pastas, variadas, etc....

 

 

PLATOS TÍPICOS:

    

     Los productos  más comunes de nuestra tierra forman la base de  nuestros platos típicos, muchos de ellos inmortalizados en el Quijote: de la harina surgen las gachas, las migas y los confites. De las patatas el machacón, el pote y el ajo de patatas. De la huerta en el verano, se hace el inigualable pisto manchego, el asadillo, el pipi-rana. De los ajos, cebolla, aceite y bacalao en salazón surge el típico tiznao

 

     Junto a estos platos, preparados con productos típicos del campo y la huerta, la cocina de esta tierra se complementa con la matanza, que en algunas localidades aún se sigue efectuando de manera artesanal, y con los productos, actualmente escasos, que proporcionaba el Guadiana, tales como el famoso cangrejo de río, carpas, picarros finos, caracoles, etc...

 
     Especial importancia tiene los dulces y los postres, estas ancestrales recetas se deben, en la mayoría de los casos, a la presencia árabe en la zona.

 

     Son productos cuya elaboración se reservaba para fechas significativas como la Semana Santa y la Navidad, tales como las rosquillas, los barquillos, flores, torrijas, roscautera, cortadillos, mantecados, pastas de vino, empringadillas, sequillos... o bien para el otoño y la vendimia, aquellos en los que mosto de las uvas y las frutas de esta época de año son necesarios para su realización; dulces como el mostillo, el arrope y la carne de membrillo, son típicos de estas fechas aunque actualmente se pueden saborear todos ellos en cualquier época del año.

     Junto con los dulces, también existen licores especialmente pensados para acompañarlos, como la mistela y el chapurrao.