Advertisement
Usuarios
Zona Socios
Zona de Cooperación
EspañolEnglishPortuguês
Gastronomía
Aguieira Dão e Caramulo
Alta Extremadura
Alto Guadiana Mancha
Azores Central y Occidental
Homem, Cávado e Ave
Isla de San Miguel
La Palma
Madeira
Manchuela Conquense
Montes Norte
Oriente de Asturias
Val do Limia
Valle de Alcudia
Montes Norte PDF Imprimir E-mail

 Los productos sencillos y primordiales obtenidos de la tierra, fijan el carácter de la gastronomía típica de la comarca de Montes Norte: sobria y fuerte, como corresponde a sus orígenes entre pastores y trabajadores del campo. Éstos, a mediodía, paraban la labor para reponer las fuerzas gastadas en el duro trabajo, a base de comidas sencillas, con ingredientes baratos pero muy sabrosos y nutritivos.

 

Hasta hoy, las recetas han ido pasando de padres a hijos, con lo que la gastronomía de esta comarca se mantiene abundante y variada. La tradición y los años han hecho de cada una de ellas, peculiares y buenísimos platos que merece la pena degustar especialmente en un día de campo.

 

La harina, el pan, los pimientos y el aceite de oliva, son alguno de los ingredientes básicos que comparte con la gastronomía típica de la Mancha.

 

Entre sus numerosos platos encontramos las gachas, ricas y consistentes, cuya base es la harina de pitos; el tiznao, donde el bacalao y el pimiento seco rojo constituyen una sabrosa unión; la caldereta, tradicional plato a base de cordero; las migas, el pisto y el asadillo, como  platos que conjugan la sencillez y riqueza de los productos de la huerta, obteniendo de ellos un sabor inigualable. Las judías pinesas son famosas por su sabor y con ellas se elaboran apetitosos potajes y ensaladas.

 

La  matanza del cerdo ocupa un lugar clave en la gastronomía de Montes Norte. Realizada durante los meses más fríos (finales de noviembre y diciembre), son numerosos los productos tradicionales que se elaboran con ella, destacando los chorizos, morcillas, magro y lomo de orza, entre otros.

 

Fruto de la actividad cinegética inmemorial que se ha desarrollado en la comarca surgen diferentes platos, en función de si proceden de la caza mayor o de la caza menor. De la primera se obtienen numerosos platos que tienen en el venado su base: chorizos, lomos de venado, venado a la plancha y caldereta o guiso de venado. De la caza menor, lo más tradicional son las perdices en escabeche, las judías con perdiz, los conejos con patatas o arroz y la liebre o palomos también con arroz.

 

El pote aceitunero, plato típico durante la recogida de la aceituna, el rabo de toro, la vaca a la campesina, el caldillo de esparragos y los más diversos embutidos, entre los que destacan los ibéricos, completan la gastronomía de estos pueblos y sus gentes.

 

No podemos dejar de mencionar, en la elaboración de estos platos, la importancia del aceite de oliva, hecho en la comarca, así como los quesos de oveja y cabra, de gran calidad.

 

Los dulces y postres asociados a las fiestas y celebraciones de los distintos pueblos de la comarca son las tortas de mosto,  arrope y mostillo, típicos de la época de vendimia; las frutas de sartén (rosquillos, flores, barquillos y canelos), tradicionales de la Semana Santa; rosca piña, perrunas, mantecados, resecas, tortas de chicharrillo, panecillos o caridades de San Antón y porrazos conforman un amplio abanico que complementa esta gastronomía.

 

Actualmente la gastronomía de la comarca sigue viva y aparecen nuevas versiones de los platos tradicionales que podemos degustar en los restaurantes de la comarca como las croquetas de ciervo con compota de manzana, pimientos de piquillo rellenos de carne de venado con salsa de queso, la ensalada de perdiz, etc.