Advertisement
Usuarios
Zona Socios
Zona de Cooperación
EspañolEnglishPortuguês
Gastronomía
Aguieira Dão e Caramulo
Alta Extremadura
Alto Guadiana Mancha
Azores Central y Occidental
Homem, Cávado e Ave
Isla de San Miguel
La Palma
Madeira
Manchuela Conquense
Montes Norte
Oriente de Asturias
Val do Limia
Valle de Alcudia
Oriente de Asturias PDF Imprimir E-mail

Sidra   Sidra Sidra 
Si el Paisaje del Oriente de Asturias es sorprendente, no lo es menos su gastronomía. Rica y variada, se puede degustar en restaurantes  y sidrerías además de en multitud de bares y “chigres”, de sabor popular, repartidos por toda la Comarca. La cocina, muy tradicional, está arraigada a los lugares de origen de sus productos, como la costa o las zonas de interior.

 En la costa, un mar fuerte y batido nos ofrece pescados y mariscos, entre los que destacan el pixín (rape) la lubina y la merluza del pincho entre los primeros  y el centollo, la andarica (nécora) los percebes y los oricios (erizo de mar) entre los mariscos. En el interior son típicos, al igual que en el resto de Asturias, la fabada, el cabrito guisado y los productos de la matanza, pero en el Oriente el pote asturiano (berza, fabes y compango) es el plato por excelencia.

 Fabada


Además de  “les fabes”, que se encuentran a la venta en todos los establecimientos del ramo, son dignas de mención otras dos variedades de alubias: las verdinas, exclusivas de la zona y famosas por su finura, y los negritos (frijoles) herencia de la emigración indiana, que suelen presentarse con arroz blanco o fritos con huevo y salsa picante.

Características exclusivas de la Comarca, son el acompañamiento de potes y cocidos con  pantruque (masa de harina de maíz, tocino, cebolla y huevo) y la elaboración de la borona preñada (pan de maíz relleno de chorizo y panceta).

Es cierto que la característica más relevante para definir la Comarca Oriental Asturiana es el contraste entre el mar y la montaña, pero no se puede olvidar ni menospreciar el privilegio que, unido estos dos factores, supone la existencia de ríos, como el Cares o el Sella, que discurren entre vegas, peñascos y desfiladeros escarpados y que son el hogar del más preciado trofeo  para los pescadores que año tras año acuden a los cotos. Estamos hablando como no podía ser menos del salmón, que junto con sus parientes la trucha y el reo hacen las delicias de los más exigentes gourmets.

La repostería encuentra sus variedades más apreciadas en las cremas, tartas y pasteles realizados con los frutos de los bosques. Así pues las avellanas, castañas y nueces brindan las más exquisitas cremas y tartas y los pequeños frutos silvestres, como el saúco, arándanos, moras o frambuesas,  las más suaves y dulces mermeladas.

 Quesu Gamoneu

 En una región de evidente pasado y presente ganadero la carne y la leche son materias primas de multitud de platos. De este modo nos encontramos con la carne roxa de la montaña, imprescindible en cualquier parrilla y con los quesos, pastas o arroz con leche requemada. En este sentido cabe decir que El Oriente de Asturias constituye la mayor “mancha quesera” de Europa en cuanto a la cantidad de quesos distintos, todos excelentes, que se producen en un territorio de las dimensiones de ésta

privilegiada Comarca. De entre todos ellos destaca el conocido Cabrales, cuya Denominación de Origen se reconoce oficialmente en 1.985.

La abundancia de pomaradas posibilita la elaboración, aun artesanal de la  sidra, bebida tradicional por excelencia, que se puede degustar en las sidrerías o en los lagares donde también se puede adquirir directamente.

Todos los productos mencionados en esta breve descripción pueden adquirirse en diversos establecimientos según su especialidad. Así pues es muy aconsejable visitar las sidrerías, los lagares, las pastelerías, las carnicerías, las pescaderías y los pequeños y exclusivos establecimientos de productos autóctonos  que pueden encontrase en todas las villas de la Comarca.