Advertisement
Usuarios
Zona Socios
Zona de Cooperación
EspañolEnglishPortuguês
Isla de San Miguel
Geografía
Cómo llegar
Alojamientos
Servicios Turísticos
Consejos para Venir
Historia
Municipios
Puntos de Interés
Mapa
Álbum Fotográfico
Herencia Natural
Herencia Cultural
Productos Locales
Guía de Empresas
Enlaces de la Región
Historia PDF Print E-mail

 

El archipiélago de las Azores fue descubierto por Diogo Silves, en 1427. La primera isla descubierta fue Santa María y, 12 años más tarde, San Miguel. Las últimas islas en ser descubiertas fueron Flores y Corvo, en 1452, por Diogo Teive.

 

Su colonización se inicia en 1.444, después de que el Infante D. Henrique mandó soltar ganado en las siete islas del archipiélago. Su capitanía fue entregada a Gonzalo Velho, caballero y fraile de la Orden de Cristo. Los primeros habitantes provenía de las provincias de Estremadura, Alto Alentejo y Agarve, a los que se unieron, más tarde, maderienses, judíos y moros y, posiblemente, franceses (tradición presente en el nombre de la parroquia de Bretanha).

 

La mayor parte de los hechos históricos ligados a la Región son reflejo de su posición geográfica privilegiada y de los variados e importantes intereses que siempre suscitó.

 

La fertilidad del suelo y la posición geográfica entre Europa, África y América contribuyeron a una rápida expansión económica, centrada en el cultivo del trigo (que se exportaba para las guarniciones portuguesas de las plazas del Norte de África), de la caña de azúcar, de las plantas para tinturas color pastel y violeta (exportadas para Flandes), del vino y los derivados lácteos. Un siglo más tarde, la batata, el millo, el ñame, el lino y la naranja amplían la producción agrícola de la isla.

 

Víctima de los ataques piratas franceses, ingleses y argelinos durante el final del siglo XVI y parte del siglo XVII, San Miguel es ocupada por tropas españolas en 1582, después de derrotar, frente a Vila Franca do Campo, de una escuadra de buques franceses, en los que combatían también portugueses, en apoyo a D. António, Prior del Catro, pretendiente al trono portugués. Con la Restauración, en 1640, San Miguel recupera su posición como centro comercial desarrollando contactos con Brasil, a donde se dirigen los emigrantes. La naranja, exportada para Inglaterra, trae a San Miguel una gran prosperidad desde fines del siglo XVIII.

 

Una enfermedad extermina los naranjos a partir de 1860, pero en poco tiempo la capacidad de iniciativa local introduce nuevos cultivos –tabaco, té, espadaña, achicoria, remolacha azucarera y piña tropical – que garantizan la supervivencia económica y que van a dar lugar, con el correr de los años, a industrias diversas que se unen al incremento de la pesca y de la ganadería.

 

Después de la revolución del 25 de abril de 1974, se reforzó el movimiento autonomista iniciado en el siglo XIX, que culminó con la declaración constitucional de las Azores como una Región Autónoma y la publicación, el 30 de abril de 1976, del estatuto de Región Autónoma de las Azores.

 

Hoy día San Miguel, uno de los centros de decisión política y administrativa de la Región, es una isla con una economía diversificada y en franco progreso.